Son una opción dentro de los distintos tipos de test psicológicos que utilizan las empresas dentro del proceso de selección.  Sirven para identificar determinados valores, rasgos y competencias  en los candidatos a un puesto. Por lo general, se usan para determinar entre varios postulantes cuál es el más apto de todos para adecuarse al puesto de trabajo y a la cultura interna de la empresa.

A través de ellos podemos medir rasgos de personalidad, valores, intereses, aptitudes, habilidades, inteligencia, preferencias, tendencias de conducta, etc.

Las pruebas psicométricas sirven al empleador conocer las potencialidades y  limitaciones de los candidatos, poder  predecir su comportamiento en el trabajo.  Gracias a esta evaluación previa, en caso de ser elegido, va a ser más fácil para sus superiores guiarlos, motivarlos y orientarlos para obtener mejores resultados.

Además, es posible conocer el grado de satisfacción de la persona a nivel profesional como personal, que es una cualidad que impacta en el desempeño laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.